Documento en colores


FIRMA contra el TTIP



(descárgalo y ejecútalo en tu móvil)


En PDF

Calendario nóminas

Breves telefónicas y más

Buenos días nos den la salud, el ánimo y los dioses y diosas en que crea cada cual, se llamen Alá, Yavé-Dios, Naturaleza, Mercado Libre o Revolución Bolivariana.

Hoy hace exactamente 19 años del conocido desastre ecológico de Aznalcóllar. Ya sabes, cuando la rotura de la balsa de decantación de la mina a cielo abierto, que explotaba la empresa sueca Boliden AB, vertió más de 6 millones de metros cúbicos de lodos tóxicos que afectaron a unas 5000 hectáreas en el entorno del Parque Nacional y Natural de Doñana. Grandes cantidades de una treintena de elementos como arsénico, cobalto, cromo, cobre, mercurio, plomo, estaño, uranio, cadmio, cinc… contaminaron el suelo, los ríos (Agrio, Guadiamar, Guadalquivir), los acuíferos subterráneos, la costa (Huelva y Cádiz) y el mar Atlántico. Resultados:

– Aznalcóllar y alrededores aún tienen suelos contaminados donde no crece ni una mala hierba y la ‘limpieza’ ha consumido recursos públicos -se cuentan 89 millones de euros pero quizá nunca se sepa la verdadera cifra- sin lograr recuperar la zona.
– La empresa culpable se ha ‘ido de rositas’. En 2002 se absolvió a 21 técnicos imputados penalmente y, tras una década de peregrinaje entre distintos entes judiciales que se pasaban la pelota de unos a otros, el Tribunal Supremo (2012) ordenó que el caso regresara al mismo juzgado sevillano de primera instancia que se inhibió inicialmente. Desconocemos en que estado se encuentra el proceso, si es que sigue abierto, pero nos tememos que Boliden estará más que tranquila con el panorama ibérico.

– La mina será adjudicada y reabierta, con el consiguiente riesgo ecológico. Eso sí, cuando acabe el culebrón concursal de la nueva adjudicación, con sus corruptelas, amaños, intereses y juicios.

Es realmente penosa la irresponsabilidad criminal de las empresas -que no ponen los medios para evitar desastres- y la dejadez -o peor… dejémoslo ahí- de las administraciones que no vigilan el cumplimiento de las mínimas medidas de seguridad, ya de por sí muy escuetas y tolerantes. También falta voluntad política para que en el estado exista una legislación seria que reduzca de verdad los riesgos. A ‘toro pasado’ resulta evidente que toda esa basura acumulada en una balsa de barro era una llamada al ‘accidente’, pero allí estaba y era de lo más legal.

¿El movimiento ecologista? Bah, hippies trasnochaos y anarquistas de bronca. Los ejecutivos de Boliden y otros corbateros traen ‘la inversión extranjera’ y el empleo. Lo malo es cuanta gente piensa esto. Y peor, cuanta gente con responsabilidades políticas y con cargo público.

Por otra parte, en nuestro mundillo Telefónico, pasada la futbolera noticia del extraño (no incluye anagrama en camiseta y ya estaba en vigor aunque no se había comunicado) semipatrocinio realmadridista y tras enteramos de que Álvarez-Pallete aborda una remodelación del consejo de administración o que a la empresa le viene grande su macrosede Distrito T y va a alquilar algún edificio, empezando por el Norte 3, resulta que la CNMC multa con 3 millones de euros a Telefónica por incumplir la ORLA y que solo el hecho de estudiar la salida a bolsa de O2 para finales de 2017 le produce beneficios.

Por último os recomendamos el proigrama #RNtvLucha18 de hoy, martes 25 a las 21:00 h. en Canal 33 de la TDT de Madrid, en La Mosca TV de Barcelona y en la web de Rojo y Negro TV rojoynegrotv.org, sobre:

Precariedad laboral en Zara Lefties Madrid
14 meses de lucha por un convenio digno en Ferrovial
Sentencias del Tribunal de Justicia de la UE: una herramienta contra la contratación temporal

 
















Últimos comentarios