GPS en los vehiculos, como mascotas controladas y vigiladas

En el mes de mayo Telefónica informó al CCSS una nueva forma de control de los trabajadores y trabajadoras a través del seguimiento de los vehículos por medios de la instalación de GPS en estos.

Lo que en un principio parecía que podría servir para que la persona conductora pueda comunicar una situación de emergencia y con el objetivo de localizar el vehículo en caso de robo, al poco, esta primera intención se desmiente cuando admite la propia empresa, que la instalación de un botón de emergencia no se considera apropiada, dado que el sistema se apoya en la red de telefonía móvil, y no se aprecian ventajas en relación al uso del teléfono móvil.

Desde este momento se deja de tratar el asunto en el CCSS pero la empresa no renuncia a seguir con su instalación.

Dicho y hecho.

Ha comenzando la instalación de estos equipos de seguimiento en los vehículos a la plantilla de algunas provincias.

Desde CGT siempre hemos manifestado que se trata de una medida de control inadmisible, con la excusa de que lo que se controlan son los vehículos, cuando no es así.

No son pocos los casos de personas sancionadas o incluso despedidas en los que se han utilizado los datos de los GPS instalados en sus vehículos para contraponerlos con los partes de vehículos o de trabajo.

Hemos tratado de que este tema se aborde en el Comité Intercentros, hasta ahora sin éxito cuando en otros foros todos los sindicatos hemos estado de acuerdo de que es una medida contra la plantilla.

Nos acercamos a toda velocidad a un mundo anunciado por George Orwell en su novela 1984, el gran hermano te vigila, el gran hermano te controla.

Solo nos queda ver inserciones subcutáneas en la piel de cada persona como si de mascotas se tratarán, quizás lleguemos a tener códigos de barras en nuestras muñecas para pasarla por lectores , pero mejor no seguir sugiriendo cosas que la empresa puede estar tomando notas.

Hay quien nos quiere vender que es por nuestra seguridad, y en realidad es para nuestro control y vigilancia, seremos presos dentro del mundo de telefónica sin derechos y con todas las obligaciones.

¿Queremos ese futuro?

Madrid 23 de enero de 2012

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.