Disponibilidades, ¡No gracias!

DibujoRecientemente, la inspección de trabajo de Álava ha dictado una resolución en contra de la implantación unilateral –por parte de la empresa– de las disponibilidades a cambio de los turnos en los sábados.

El comité ya mostró su disconformidad en la aplicación e interpretación de las disponibilidades y, ante la negativa de la empresa a negociar, interpuso –a propuesta de CGT– una denuncia en la Inspección de Trabajo.

En la resolución, el inspector entiende que la modificación de turnos y horarios son materias que afectan profundamente al régimen de la vida de las personas y que, por lo tanto, necesariamente se impone la obligación de negociar, una afirmación que desde CGT creemos que es muy acertada.

Concluye en su resolución que la empresa no ha acudido al procedimiento legalmente establecido para modificar las condiciones de trabajo estipuladas en el convenio colectivo y, para terminar, inicia procedimiento de expediente sancionador.

Esta resolución no es la primera en contra de la decisión de la empresa de modificar el régimen de turnos en las provincias que pasaron a Tipo 3 después de la reunión de la mesa de operaciones del pasado verano. Ya son varias las sentencias favorables a la representación social ante su empecinamiento de imponer y modificar de manera unilateral las condiciones de trabajo sin atender a los acuerdos establecidos y sin acudir al marco de negociación como elemento necesario para resolver las posibles disfunciones que se van originando en materia de organización del trabajo.

Para eso existen las mesas paritarias de negociación, como la de negociación permanente y la de interpretación y vigilancia, foros donde se han de debatir y solucionar los posibles conflictos que se originen tanto en las posibles modificaciones laborales como en la interpretación de las cláusulas y acuerdos del convenio. Es ahí y en ningún otro sitio donde se han de discutir y buscar puntos de encuentro.

Pero Telefónica –innovadora y puntera en el sector de las telecomunicaciones que se las da de ser la mejor empresa para trabajar– en vez de generar un buen clima laboral vuelve a utilizar, como casi siempre, la política de hechos consumados. Una cosa es la propaganda y otra, bien distinta, la realidad: la modificación constante de los horarios y los turnos que nos provoca continuos cambios en nuestro régimen de vida sin atender a nuestras necesidades reales.

Lamentablemente, los sindicatos firmantes –porque lo firman y consienten absolutamente todo– tiran balones fuera cuando desde CGT, mes a mes, en el Comité Intercentros levantamos la voz de alarma sobre este y otros asuntos similares: las reestructuraciones forzosas del personal de OSI, la eliminación del teletrabajo, la implantación de tareas de FTTH de manera aleatoria; y giran la cabeza y responden a nuestros escritos de denuncia con el desprecio de «tema ya tratado» o lal indiferencia del «se velará por el cumplimento de la normativa laboral».

Desde CGT no creemos que desviar la problemática a los Comités Provinciales sea la mejor manera de velar por los intereses de las personas que trabajamos en Telefónica.

Que no se engañe nadie, el camino de las disponibilidades no ha hecho más que empezar: en la prorroga del convenio ya se han sentado las bases para una disponibilidad total y prácticamente gratuita.

1 comment for “Disponibilidades, ¡No gracias!

  1. Angel Pastor
    17 mayo 2013 at 4:29 PM

    No entiendo el comunicado conjunto de CCOO-UGT sobre la oportunidad perdida de Telefónica. Al contrario, la empresa aprovecha cualquier resquicio para seguir mermando nuestros derechos, sobre todo si le resulta tan fácil como con la prórroga a cambio de 90 millones de euros. La puerta de las pérdidas ya está abierta, si no la cerramos lo llevamos claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.