Documento en colores



(descárgalo y ejecútalo en tu móvil)


En PDF

Calendario nóminas

Buen Momento Para luchar

El pleno del mes de diciembre se estrenaba con la reunión previa del grupo del Seguro Sueldo, de reciente creación, donde CGT volvió a insistir en que el nuevo reglamento se limita a la regulación de las prestaciones que se venían concediendo hasta la fecha para taponar la vía jurídica de quienes demandaban daños y perjuicios porque el comité no hubiera reglamentado en ¡22 años! 

Pero no resuelve uno de los aspectos fundamentales como es la asunción de la personalidad jurídica que recupere los 90 millones de euros en manos de Telefónica de España a una irrisoria rentabilidad. Por eso CGT propone, además de abrir la participación a quienes se benefician de las prestaciones, la creación de una Asociación sin ánimo de lucro que administre económicamente tamaña cantidad de dinero, además de un nuevo reglamento que complemente las actuales prestaciones, como así demandan muchos de los beneficiarios. Ya veremos lo que ocurre en enero.

El pleno se desarrolló como viene siendo habitual: la comisión de gestión, en la que sólo participan tres de las cinco fuerzas sindicales, se atribuye la potestad absoluta, y es allí donde se decide, dejando el pleno vacío de contenido. Así se decidió, de nuevo, dar por tratado el tema de los despedidos de Zaragoza, a pesar de que aquel comité solicita respuestas a sus numerosos escritos de Apoyo. O donde decidieron enviar una carta a la dirección de recursos humanos solicitando, por tercera vez, una prórroga de convenio que, a día de hoy, la empresa sigue negando.

Nuestra posición con respecto a la prórroga es clara: lo que queremos es negociar nuestras condiciones laborales como siempre –es nuestro derecho– en una mesa donde expongamos nuestras reivindicaciones y que tras cada reunión la plantilla tenga toda la información. Una negociación con los tiempos que establece el estatuto de los trabajadores, con el derecho a la información y, si se decide, la movilización para conseguir el máximo de objetivos.

La experiencia de la anterior prórroga, la de la quita, fue nefasta, y ahora la situación económica, política y social, con la patronal temerosa de los cambios que se avecinan y «pidiendo subidas salariales» indica que es el mejor momento para luchar y para recuperar derechos perdidos.

A destacar el desencuentro de los sindicatos «responsables» a la hora de solucionar los problemas que la nueva clasificación está provocando para la prioridad en los cambios de acoplamiento, en los traslados o la petición de vacaciones. Esto pasa por atender deprisa y corriendo, como ocurrió en el mes de marzo del año pasado, las reivindicaciones de la empresa y no contar con la participación de las trabajadoras y trabajadores y del resto de fuerzas sindicales.

En este punto la CGT recordó la propuesta de Vacaciones Rotativas, aparcada por la exigencia de unanimidad por los mayoritarios para su aprobación. Las vacaciones rotativas podrían solucionar al menos la prioridad en la concesión de las vacaciones que hasta hora se produce con los viejos sistemas cuarteleros: por la antigüedad, y no por un sistema de puntos que haga posible la administración de este derecho de forma equitativa y justa.

En CGT seguiremos trabajando por mejorar nuestros derechos y sólo será posible con la transparencia en las relaciones de las fuerzas sindicales con la empresa y la participación de todas las trabajadoras y trabajadores.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

*














Últimos comentarios