Documento en colores



(descárgalo y ejecútalo en tu móvil)


En PDF

LAS ‘INÚTILES’ HUELGAS… DE ÉXITO

 

Por estas tierras ibéricas, especialmente en nuestra amada Telefónica, hemos escuchado muchas veces eso de “las huelgas no sirven para nada” y, en un ejercicio de suprema y magistral sabiduría, aquello de “no es momento de hacer paros cuando estamos negociando”. También tenemos conciencia plena de que clase de organizaciones fomentan estos mantras.

Pues, mira tú, resulta que esta semana, con escasa presencia mediática por cierto, los trabajadores y trabajadoras del sector del metal y eléctrico alemán han logrado, con la tan denostada huelga, una subida salarial del 4,3% y mejoras sustanciales en sus jornadas para la conciliación familiar.

Al cabo de unas semanas de paros parciales por territorios y unos pocos globales de jornada completa, simultaneados con la negociación -seis rondas- frente a la patronal, han dado sus frutos. Han participado en las movilizaciones 1,5 millones de personas trabajadoras, de 250 plantas de empresas de automoción (Mercedes-Benz, BMW, Porsche…), eléctricas, de bienes de consumo (Bosch…), de maquinaria agrícola… de la mano de un sindicato (IGM) que -ntch, qué curioso- se federa a nivel europeo (CES) con los mismos que aquí dicen lo que contábamos al principio del artículo.

Claro que no han conseguido todo lo que pretendían, pero es un triunfo y un ejemplo. Exigían, bajo el contexto de la fuerte recuperación económica alemana y la tasa de paro más baja en el país desde la unificación de 1990, un aumento salarial del 6%. Junto al porcentaje conseguido (4,3%) obtienen la medida estrella: la posibilidad de reducción de la jornada laboral a 28 h semanales (hace décadas que disfrutan de las 35 que en Españistan son una quimera), sin merma económica y por un máximo de dos años, para quienes deban hacerse cargo de parientes enfermos o dependientes.

Salud

Comentarios cerrados