Documento en colores



(descárgalo y ejecútalo en tu móvil)


En PDF

Todas se apuntan el tanto

AND THE OSCAR ‘MEDALLITA’ GOES TO…

Telefónica ha comunicado que abonará, en la nomina de febrero, las cantidades correspondientes al devengo circunstancial de vacaciones por las actuaciones en disponibilidad, tanto en TdE como en TME. Finaliza así el absurdo culebrón por el que se resistía a cumplir con la sentencia del Tribunal Supremo que la obligaba.

El alto tribunal estableció -¡en junio de 2016!- que, por el periodo de vacaciones, se debía percibir el importe correspondiente al promedio anual de las compensaciones económicas de los complementos variables realizados a lo largo de todo el año (total dividido entre los 365 días del año y multiplicado por los 30 días de vacaciones) y no solo los conceptos ‘fijos’ (salario base y antigüedad).

La empresa se aplicó a ello pero dejando sin abonar la parte correspondiente a las actuaciones en disponibilidad, en base al peregrino argumento de que actuar durante un turno de disponibilidad es un hecho extraordinario. Ejem… lo realmente extraordinario es la obcecación de Telefónica en escaquear unos euros a sabiendas de que, según la jurisprudencia, “la retribución por vacaciones ha de comprender todos los conceptos salariales en su promedio, excepto aquellos de carácter extraordinario establecidos para remunerar actividades también extraordinarias o que supongan un doble pago”. La empresa y sus representantes legales saben perfectamente que, para que un concepto salarial sea excluido de la retribución de las vacaciones, no basta con que corresponda a una circunstancia no habitual en el trabajo realizado sino que es preciso que el trabajo mismo que se remunera sea también extraordinario. Y actuar durante una disponibilidad es tan ordinario (común, frecuente) como ordinario (zafio, grosero) es negarlo.

Esta negación de lo obvio llevó a CGT a interponer demanda de Conflicto Colectivo, como medio más eficaz para lograr el pago debido a todo el colectivo con derecho a ello, evitando tener que plantear demandas individuales. Ya lo contábamos hace año y medio (Por un puñado de euros) y, hace escasamente 10 días, ya se veía venir como se ‘apuntaría el tanto’ la parejita que ostenta la mayoría sindical (¿Habrá otro PSI en el 2019?).

En sendos comunicados, fechados el pasado viernes 9, ambos ‘seudicatos’ se auto-otorgan el “Oscar a la mejor negociación”. La verdad es que la empresa, ante la perspectiva de que la justicia la obligue a cumplir, se aviene a atender las peticiones de sus fieles servidores sindicales, jugando su papel para que estos puedan vender a las plantillas el trabajo de otros como victoria propia.

El sistema de disponibilidades es un sistema injusto, que obliga al trabajador y la trabajadora a estar pendiente de su móvil en su vida privada por míseras cantidades económicas, lo que no le permite separar el trabajo de su vida personal, una suerte de ‘moderno’ esclavismo. Además puede resultar, por incumplimiento del deber de información, en la ocultación de horas extras u otros complementos a la hacienda pública y la seguridad social.

Salud

Comentarios cerrados