Personal de Atento Teleservicios de Movistar denuncia sus condiciones laborales

La presión que sufre la plantilla provoca “estrés y bajas por ansiedad y depresión”. El Comité de Empresa se ha concentrado en la tienda Movistar de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia.
El personal de atención telefónica de Movistar 1004 de la empresa Atento Teleservicios ha denunciado hoy las condiciones en las que trabaja en cuanto a la carga que asumen y los despidos y bajas que se producen.

El comité de empresa de Atento -integrado por los sindicatos UGT, STC, CGT, CSIF y CCOO- ha convocado una huelga de veinticuatro horas en el servicio de atención al cliente de Movistar y se ha concentrado en señal de protesta ante la tienda Movistar de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia.
Tras varios meses de negociaciones, Atento no accede a mejorar las condiciones de los empleados.

Según el Comité, la empresa exige unos objetivos inalcanzables para la plantilla, de 260 personas, que no se pueden asumir sin perjudicar la salud de los trabajadores, tal y como se refleja en los test de riesgos psicosociales que se realizan en la empresa año tras año.

La presión que sufre la plantilla aumenta y provoca “más estrés y bajas por ansiedad y depresión”, hay un “goteo permanente” de despidos -hace cuatro años eran 500, ahora se ha reducido a la mitad-, cada vez hay “más saturación” de trabajo, no funcionan las aplicaciones con las que trabajan y no hay tiempo reglado para ir al baño o para beber agua entre llamada y llamada.

 

Según denuncia, la empresa obliga a los empleados a gestionar todos los trámites durante las llamadas y a ofrecer productos en todas las llamadas que reciben, a pesar de que la Ley para la Defensa del Consumidor prohíbe esta práctica. Incluso, señalan, que si no obtienen una valoración alta en la gestión de la llamada, se les sanciona o se considera motivo de despido.
La empresa, según el Comité, acusa a la plantilla de provocar estos problemas porque no cumple con las directrices de la compañía.

CGT ya convocó concentraciones el pasado mes de diciembre contra la política represiva de atento.