Las ‘kellys’ de Ibiza dicen ‘basta’ en su primer día de huelga

Las ‘kellys’ reivindican junto a CGT, único sindicato que les apoya ante la negativa de CCOO y UGT, no sólo el cumplimiento de la ley de 1995. Entre sus demandas se encuentran la dotación de recursos para la detección precoz de las enfermedades laborales y una jubilación anticipada para las camareras de piso.

 

Todo comenzó hace dos años, cuando un grupo de ‘kellys’ (camareras de piso de hoteles y apartamentos turísticos) organizaron una concentración en la capital ibicenca para reivindicar la efectiva regulación de su carga de trabajo y sus condiciones laborales. Aunque este sector está regulado a través de la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, el malestar de las trabajadoras ha ido creciendo en los últimos años, pues han visto como cada temporada estival se les ha aumentado el volumen de trabajo y no se ha cumplido la ley. En aquella concentración de 2017, solo participaron 6 mujeres. Sin embargo, no fue hasta el pasado 15 de julio de este año cuando un grupo de mujeres reunidas de nuevo en un parque de Ibiza capital decidieron que era el momento de organizarse en una asociación para convocar la primera huelga de ‘kellys’ de toda España.

¡No tengas miedo, únete!”. Este ha sido el primer grito que ha roto el silencio del amanecer frente al hotel SeaView de 4 estrellas, en la localidad turística de Sant Antoni de Portmany, Ibiza. A las 8 de la mañana, un grupo de 60 ‘kellys’ comenzaba la primera jornada de huelga convocada para este fin de semana en las islas de Ibiza y Formentera. Entre turistas desconcertados y jóvenes volviendo de fiesta, el grupo de mujeres ha dado forma a uno de los 3 piquetes que han tenido lugar en la isla de Ibiza.

La mañana comenzaba con la agresión de un turista a un sindicalista y a una de las ‘kellys’, minutos antes de comenzar la marcha que recorrería todo el municipio de Sant Antoni. El turista, molesto porque un piquete informativo estaba “haciendo ruido” y “molestaba” a su hijo, ha arrebatado “violentamente” una bocina a la camarera de piso, y ha arañado a un sindicalista de CGT, quien ha puesto una denuncia ante la Guardia Civil, según informa el propio sindicato. Dejando a un lado este incidente, la jornada se ha desarrollado sin ningún otro.

“Vamos a la huelga porque ya no tenemos más opciones. Estamos cansadas de reuniones, de palabras de los políticos y la patronal, de estudios científicos que hablan de nuestro trabajo, pero nosotras cada vez estamos peor. Nos están destrozando como mulas de carga”, declara Milagros, de 54 años, promotora de este movimiento y con más de 25 años en el sector. Sin tener ni siquiera los procesos administrativos terminados para la creación de la ‘Asociación de Kellys de Ibiza y Formentera’, la decisión de ir la huelga fue unánime.

 

Más info: https://www.eldiario.es/economia/kellys-Ibiza-Formentera-primer-huelga_0_934756825.html