Nueva sentencia que obliga a Telefónica a respetar la conciliación laboral y familiar

El juzgado de lo social número dos de Valladolid ha reconocido a un padre, empleado de Telefónica en esta provincia, su derecho al disfrute de la hora de lactancia hasta que el menor tenga 9 meses, tras la demanda presentada a través de la asesoría jurídica de CGT.

La dirección de Telefónica negó este permiso al trabajador, alegando que como la madre es autónoma, no tenía derecho al disfrute de la hora de lactancia. Desde CGT se defendía que con independencia del tipo de contrato, el permiso es para el cuidado del bebe.

Esta cuestión ya había sido jurídicamente aclarada en Telefónica por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra hace poco más de un año, que basaba el derecho a la hora de lactancia en la propia redacción del convenio colectivo de Telefónica. Pero tras esa sentencia, la empresa consiguió que los sindicatos que todo lo firman modificasen este artículo del convenio, cambiando algo fundamental que es la palabra “empleados” por la de “trabajadoras” de tal manera que quedase anulado el derecho para un futuro.

En este caso, la jueza reconoce que con la actual redacción del convenio colectivo de Telefónica no hay tal derecho, pero lo novedoso es que dice que el Estatuto de los Trabajadores si permite el disfrute de una hora de lactancia o reducción de la jornada de media hora, cuando ambos padres trabajen. Tal y como dice la sentencia “que aquí trabajan ambos progenitores de la menor no es discutido, luego si el Estatuto de los Trabajadores establece que ese permiso podrá ser disfrutado indistintamente, se está reconociendo el derecho de cualquier padre de familia”.

Este juzgado reconoce por tanto la reducción de la jornada en media hora, con independencia de que la madre sea autónoma, condenando a la empresa Telefónica a facilitar este derecho por ser una SENTENCIA FIRME, sin opción a recurso algo que desde la CGT se valora como muy positivo ya que las negativas de esta empresa a facilitar la conciliación laboral y familiar son continuadas.

Valladolid, 25 de noviembre de 2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *