¿Se pueden hacer las cosas de otra forma?

Con el reglamento del Comité de Empresa en la mano y bajo su interpretación la mayoría sindical finiquita una propuesta del Centro de Atención Empresas, firmada por 17 trabajadores/as poniendo un sello del Comité y  remitiendo el escrito a la empresa. Una propuesta que además pedía que los sindicatos que forman el CE buscaran más apoyos entre los trabajadores afectados.

El mismo resultado ha tenido otra propuesta similar ‘SOBRECARGA DE TRABAJO’ de los operadores de comunicaciones del Centro de Gestión Estándar, apoyada con las firmas del 99,9% del personal. Ni un minuto para el debate, ni siquiera poder dar la opinión/posición de CGT sobre estas propuestas.

Dos denuncias que hacen una crítica constructiva a la gestión de la actividad y ponen de manifiesto los problemas de salud que algunos trabajadores/as empiezan a sufrir.

Nos alegra ver que ante la pasividad de los sindicatos, 37  trabajadores/as de diferentes centros, pero con una problemática común, se atreven a realizar 2 propuestas al CE, ¿Solo para que sean meros transmisores/correos de los trabajadores? NO, cuando un grupo de trabajadores/as se preocupa de hacer una propuesta del tipo que sea al CE, este  debería abanderar esa propuesta y darle continuidad con todas las posibilidades de movilización que tenemos a nuestro alcance hasta conseguir alguna solución al problema.

CGT hemos participado en estas dos propuestas en todo lo que se nos ha solicitado y hemos  animado a las/os trabajadores/as a presentarlas al CE para que despierte ante los graves problemas que exponen y que todos los sindicatos a petición de los trabajadores/as y con su respaldo expreso –más allá de un voto en unas elecciones – luchemos por defender sus derechos y su SALUD.

En los tiempos que corren, seguimos asistiendo al sindicalismo de reuniones y despacho en el que nos quejamos con discursos vehementes, donde la empresa nos ningunea y engaña con sus promesas y ahí queda la cosa. Nos agarramos a los reglamentos y lo que se está consiguiendo es acallar esas protestas legítimas de las personas que  sufren los problemas en su piel.

CGT creemos en el sindicalismo que va de abajo hacia arriba, un sindicalismo en el que las propuestas las hacen los trabajadores/as y estos las presentan al Comité para defenderlas sabiendo que tienen el apoyo de los trabajadores/as que han participado en esas propuestas. Un sindicalismo participativo, en el que todas somos iguales y con los mismos derechos para hacer propuestas que sean debatidas.

CGT apoyamos y defendemos estas propuestas y estamos a disposición de los trabajadores/as para lo que necesiten.